07 Oct

Los sistemas de gestión para asegurar calidad en el producto o servicio de la empresa

La gestión de la calidad implica una búsqueda permanente de mejora con el claro objetivo de colocar a la empresa en una situación de ventaja con respecto a la competencia. Con unos controles adecuados en el desempeño de los procesos de organización, se consigue mejorar el posicionamiento estratégico dentro del sector. Para aclarar esta garantía en las empresas al consumidor existen los sellos de calidad.

El sistema de gestión de la calidad es la herramienta que ayuda a los empresarios a cumplir óptimamente la normativa que se relaciona con cada servicio o producto ofrecido. El público, conocedor de la mejora que supone en los productos y / o servicios que consume, busca los sellos de calidad que garanticen esta gestión de calidad llevada a cabo por las empresas.

Al comprobar que lleva determinado sello, el comprador se asegura de que lo que paga conlleva una durabilidad, una usabilidad y una satisfacción en proporción a su precio. Los sistemas de gestión facilitan conseguir estos sellos de garantía.

En un principio, estos sellos pueden suponer un aumento en la carga de trabajo, trámites más largos y pesados, y problemas en la producción de la empresa. Pero, si el sistema está bien gestionado, funcionando y en revisión constante, evitará todo tipo de fallos y las reclamaciones de los clientes.

La Norma ISO 9001

La ISO 9001 es una norma de carácter internacional que tiene en consideración las actividades que realiza una organización, independientemente al sector donde la desarrolla. Con esta norma, se concentrará la satisfacción del cliente y / o usuario. Además, se garantiza la capacidad de la organización de proveer servicio y / o productos que vayan a cumplir con todas las exigencias (externas e internas) de la propia empresa.

En estos momentos, es el sello de calidad más popular y demandado por empresas y consumidores, es la norma con mayor renombre y la más utilizada. No en vano, más de un millón de organizaciones alrededor del mundo tienen la certificación ISO 9001, según se extrae de la página www.iso.org.

Toda empresa, compañía, industria u organización que desee certificarse en la UNE -EN ISO 9001 tiene una oportunidad inmejorable de hacerlo a través de la consultoría de ISO 9001 que ofrece CIGEN, especialistas en la Norma ISO 9001. Como ya se ha comentado en este artículo, esta norma crea los requerimientos necesarios que debe cumplir un Sistema de Gestión para que se garantice la calidad de un producto o de un servicio determinado, sin tener en consideración el tamaño, el sector o la complejidad de su proceso de producción.

El objetivo de ISO, como organización, no es otro que el de conseguir un consenso en relación al cumplimiento de exigencias comerciales y sociales, para clientes y usuariosNorma que no tienen obligatoriedad alguna de realizarse, su cumplimiento es totalmente voluntario, pues al no ser una entidad gubernamental, no puede ser exigido.

Aunque, como se viene comprobando con el paso de los años, esta norma se ha convertido en un factor imprescindible para que una empresa pueda mantener una posición con herramientas para competir dentro de su mercado.

La importancia de implementar esta norma viene definida por sus ventajas y beneficios

Las ventajas y beneficios de implementar esta norma en la empresa son extensibles a la mayoría, sino a todas, las áreas de negocio de las empresas. Cabe resaltar que la calidad que mide este sello abarca todos los sentidos, tanto personales como profesionales. Estos son sus principales beneficios.

Mejora la creación de los equipos de trabajo

Con esta certificación, se alinean los objetivos con las ideas, lo cual favorece una mejor organización. Al implementar la norma, el empleado se sentirá con mayor predisposición para mejorar en su puesto de trabajo, revisar los conceptos que tenía sobre él y aceptar los cambios que implica un desarrollo en positivo. Así mismo, entenderá con más claridad los procesos internos del lugar donde desarrolla sus actividades profesionales, aceptando que forma parte de ellos y que es vital para el éxito de la organización a la que pertenece.

Satisfacción en el cliente

Con la certificación ISO 9001, la organización ya no dirige su atención al producto o servicio, sino al cliente. Por este motivo, es vital conocerlo a fondo para buscar su satisfacción y la forma de crear el valor necesario para implementarlo en los productos o servicios que forman parte de la producción. Con esta organización, se alcanzan los niveles necesarios de calidad, relación, rendimiento, precio y prestaciones, pudiendo, además, monitorear esta satisfacción.

Consecución de nuevas oportunidades de negocio y mejora de la imagen

La mejora de la imagen en el mercado queda patente por el interés que el público en general muestra cuando busca estos sellos en los productos. Demuestra que la compañía se preocupa por el modo en que su oferta es recibida y percibida por los clientes. Del mismo modo, los mercados abren más fácilmente sus puertas ante las compañías que exhiben estos certificados. Por el contrario, no tenerlos, puede llegar a impedir la penetración en algunos espacios comerciales.

El ahorro en recursos y la inversión en proyectos de desarrollo

A corto plazo mejora los procesos internos, reduce el re-trabajo y los residuos, aumentando, por el contrario, la calidad de los productos. El ahorro generado puede invertirse en el desarrollo de nuevos productos o servicios, formación en los empleados, reformas en las instalaciones, adquisiciones de nuevos equipos…

A largo plazo se va a hacer efectivo un aumento de ingresos, pues los clientes se convertirán en consumidores fieles a la marca.

Deja un comentario