17 Ago

¿Qué es el movimiento Zero Waste y cómo implantarlo en nuestra organización?

El movimiento Zero Waste persigue la implantación de un modelo de generación de residuos más sostenible que el actual, basado en la implantación de la reducción, el reciclaje, la reutilización… Si quieres conocer más en detalle este movimiento Zero Waste tan de moda en los últimos tiempos te dejamos toda la información en este artículo.

El modelo de desarrollo actual es insostenible. Vivimos en una sociedad en la que impera la cultura de “usar y tirar”. Cada uno de nosotros somos responsables de esta situación, generando residuos de manera insostenible en el tiempo, lo que contribuye, entre otros factores, a la actual degradación ambiental que estamos viviendo.

Somos responsables pero también somos los únicos que podemos revertir está situación, mediante la toma de acciones para mitigar esta situación. Este es un problema de todos, tanto consumidores, como empresas, organizaciones, administraciones públicas, y minimizar la generación de residuos debe ser uno de nuestros retos ambientales más importantes en los próximos años.

Qué es el movimiento Zero Waste

Zero Waste es la traducción al inglés del movimiento ‘Residuo Cero’. El movimiento Zero Waste busca la implantación de actuaciones encaminadas a la reducción de residuos, cuya insostenible generación termina por producir impactos negativos en la naturaleza, tanto por las cantidades de residuos generadas, por su naturaleza peligrosa de los residuos, como por la incorrecta gestión de los residuos.

Este movimiento Zero Waste tiene su base en la regla mundialmente conocida de las 5 Rs:

  1. Rechazar: productos que no necesitamos y que generen residuos que no se puedan reciclar. Debemos preguntarnos antes de realizar el consumo: ¿De verdad lo necesitamos?
  2. Reducir: el consumo de productos. Cuanto menos sea el consumo, menos residuos generaremos
  3. Reutilizar: apostando por dar una segunda vida a los productos
  4. Reciclar: residuos como el vidrio, el papel, plástico, etc.
  5. Rot (descomponer): apostando por el compost de los residuos orgánicos.

Pero el movimiento Zero Waste, es algo más que todo esto. Es una filosofía que busca producir un cambio de mentalidad hacia una más sostenible, basado en hábitos más responsables con el medio ambiente, encaminando nuestra economía hacia un modelo productivo más sostenible y generador de muchos menos residuos.

En esta nueva filosofía basada en el Zero Waste el ciclo de vida de los productos que consumimos debe alargarse al máximo, impulsando el reciclaje, la reutilización, una composición de los productos menos tóxica, basada en materiales biodregradables, fácilmente reciclables y en definitiva una gestión de los residuos que impacte lo menos posible sobre nuestro planeta

El movimiento Zero Waste está abanderado por la Alianza Internacional Zero Waste (ZWIA), que trabaja promoviendo acciones y alternativas hacía el Zero Waste, y sobre todo amplificando la conciencia social sobre los beneficios medioambientales  y económicos que el movimiento Zero Waste puede suponer.

El cambio de hábitos necesarios para la implantación de un modelo Zero Waste emplaza no solo a los consumidores finales de los productos que tienen mucho que decir y que hacer para cambiar la conciencia social, sino también al compromiso de los productores y fabricantes. Todos los actores, incluidos los gobiernos y administraciones públicas juegan un papel fundamental para que el Zero Waste acabe siendo una realidad

 

Origen del movimiento Zero Waste

Aunque el movimiento Zero Waste se ha puesto más de moda en los últimos años su origen data de la década de los 80, de la mano de Bea Johnson, una madre californiana, cuya firme decisión de dejar un mundo más sostenible para sus hijos, puso en marcha este movimiento.

Bea Johnson es una activista ambiental y escritora francesa, reconocida por impulsar el movimiento ecológico basura cero a nivel mundial. En su libro Zero Waste y su blog Zero Waste Home, Johnson ofrece consejos para una vida en la que se reduzca al mínimo la producción de residuos.

Relación entre Zero Waste y economía circular

El movimiento Zero Waste es esencial y se incluye dentro de un modelo más global de producción y consumo basado en la economía circular y desarrollo sostenible.

No debemos quedarnos solo con la implantación de las 5R, sino que como sociedad debemos ir más allá, impulsando un cambio de paradigma basado en la economía circular, impulsando un “modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear valor añadido y extender el ciclo de vida de los productos”

Debemos dar un paso más en el movimiento Zero Waste y no limitarnos a simplemente reducir la generación de residuos, sino que debemos adoptar una nueva forma de vida, o una nueva forma de producción (en el caso de las empresas) en las que el respecto al medio ambiente sea una prioridad.

Por qué es importante para las Empresas ser Zero Waste

Las empresas deben ser los principales artífices de la implantación del movimiento Zero Waste. No sólo porque son responsables del impacto ambiental y por tanto tienen la obligación de resarcir los daños ocasionados. Sino que además de estar ayudando en la protección del planeta, están mostrando a la ciudadanía unos valores como marca que se identifican con una ética ambiental y ecológica, lo que seguro ayudará a enamorar más a sus clientes.

La actual conciencia social no perdona a marcas no implicadas con el cuidado y respecto ambiental.

 

Tips para ser una empresa Zero Waste

Existe el certificado ‘Residuo Cero’ que reconoce a las organizaciones que apuestan por la sostenibilidad para el desarrollo de su actividad y que implantan acciones encaminadas a la reducción de los residuos generados evitando la eliminación en vertedero como destino final.

Aquí te dejamos algunos tips si quieres convertir tu empresa en una organización Zero Waste:

  • Adquiere exclusivamente los materiales que necesites para tu proceso, haz un inventario
  • Selecciona los productos teniendo en cuanta su composición: materiales exentos de componentes nocivos, que sean duraderos, fácilmente reparables, con materias renovables, reciclados y reciclables, etc
  • Elige los productos preferentemente a granel evitando el mínimo uso de envases y embalajes
  • Reduce el uso de productos de usar y tirar, como bolsas de plástico
  • Intenta utilizar envases reutilizables, reciclables o por lo menos que se pueden retornar al proveedor
  • Reduce el consumo de papel y otros materiales de oficina
  • Cuando adquieras productos prioriza aquellos a los que le puedas dar una segunda vida o segundo uso
  • Usa en la medida de lo posible elementos recargables
  • Reutiliza los objetos para el mismo uso si es posible o para un uso diferente
  • Separa los residuos por tipos para que el reciclaje y utiliza los contenedores adecuados
  • No mezcles residuos diferentes, para facilitar la reutilización, reciclaje o posterior gestión
  • Mantén el orden y la limpieza en el centro de trabajo
  • Conoce los símbolos de reciclado de embalajes, para dar una correcta gestión
  • Entrega los residuos a gestor autorizado para cada tipo de residuo
  • En caso de duda sobre la gestión más eficiente, o la composición o peligrosidad del residuo, realiza una caracterización del residuo
  • Lleva un inventario de residuos, con las cantidades generadas, gestor, etc.
  • Realiza un plan de minimización de residuos
  • Almacena los residuos en condiciones adecuadas, cumpliendo con la legislación
  • Identifica los residuos peligrosos, etiquétalos de forma reglamentaria y gestiónalos mediante un gestor autorizado